Estos son los indicadores de marketing digital que nos permiten medir el éxito de las estrategias online.

Cuando hablamos de marketing digital, gran parte del éxito viene con el tiempo, con el crecimiento de la marca y la construcción de reputación, influencia y visibilidad. Sin embargo, no se puede gestionar lo que no se puede medir, esto significa un gran desafío para las marcas y para los profesionales del marketing hoy en día.

Todos hemos tenido que adaptarnos a nuevas tecnologías, hábitos, tendencias y generaciones en una industria dinámica y cambiante. Aunque los resultados pueden ser difíciles de medir y los indicadores numéricos no son tan tangibles en las estrategias de marketing digital, hay algunas herramientas para medir redes sociales y estrategias online que se pueden utilizar para representar el éxito (o fracaso) de nuestros esfuerzos de marketing en estos medios. No hablamos de la cantidad de seguidores que tiene tu marca en Instagram o cuántos me gusta tiene tu página de Facebook; aunque esto puede ser una señal, hay otros indicadores reales que permiten medir el rendimiento en nuestras estrategias. Estos son los KPI en marketing, o indicadores clave de rendimiento.

¿Qué son los KPI’S?

 

Indicadores Clave de Rendimiento o KPI (Key Perfomance Indicators) son un grupo de métricas específicas de desempeño de nuestros esfuerzos de marketing digital que se deben vigilar para registrar el éxito de nuestro trabajo. Los KPI online no necesariamente muestran un resultado específico, más bien nos muestran una “luz” sobre nuestro trabajo; nos dan señales de alerta sobre la forma en que nuestra audiencia está respondiendo a nuestras acciones de marketing, esto nos facilita generar un informe periódico con información útil para el seguimiento y desarrollo de futuras estrategias.

Una de las partes más importantes en la medición de las estrategias de marketing online es establecer los objetivos de nuestras acciones digitales. Éstos deben ser medibles para saber si hemos logrado los resultados planteados inicialmente. Los KPI dependerán de nuestro objetivo global, pero para entender cómo podemos establecer parámetros de medición vamos a ver los principales indicadores de marketing digital.

 

¿Cuáles son los indicadores clave de rendimiento de marketing digital? 

 

Aumento de suscriptores

Esto funciona como una simple fórmula: mejores y más eficaces campañas de marketing es igual a más suscriptores; más suscriptores significan mejores y más eficaces estrategias. Por lo tanto, un KPI presionando por un aumento de suscriptores es una gran manera de monitorear el progreso de las campañas y estrategias.

Origen del lead

¿De dónde provienen la mayoría de tus clientes potenciales?, ¿de campañas de email, de las redes sociales, del blog? Encontrar el origen del contacto es una forma efectiva de descubrir qué estrategias de marketing y qué tipo de contenido funcionan o no para influir en tu audiencia.

Cobertura de medios

El monitoreo de medios es una métrica tradicional de PR perfectamente aplicable al marketing digital. ¿Qué están hablando los bloggers, los usuarios, los críticos y otras marcas de tu empresa?, ¿qué reviews hay de tu marca en línea, en cuántos lugares fuera de tu sitio aparece tu marca? ¿Se están construyendo enlaces de calidad?

Un indicador de rendimiento podría ser menciones en sitios específicos, ya sea en las redes sociales o en blogs, y un determinado número de enlaces entrantes a tu sitio o contenido. Aquí hay que tener cuidado de no cambiar el enfoque al volumen en vez de la calidad, por eso es importante trabajar en base a un objetivo y decidir qué es lo más importante para la marca.

Conciencia de marca

En el marketing digital, como en el marketing tradicional, el conocimiento y reconocimiento de la marca es esencial para el éxito de toda empresa. ¿Cómo puede la gente utilizar tus servicios o comprar tus productos si no saben de ti? También en internet podemos hacer campañas puramente de branding para elevar la conciencia de marca, aunque puede ser difícil de medir. Lo que se puede hacer es medir la cantidad de veces que la marca se menciona en línea durante la campaña. Otro indicador o KPI de marketing digital es comparar las menciones de la marca con respecto a la competencia.

Presencia social

Aunque la cantidad de usuarios que siguen una marca en las redes sociales no determina por sí sola su éxito, es un indicador de engagement. ¿Cuál es el tamaño de tu huella social? ¿Cuántos me gusta tiene tu empresa en Facebook y cuántos seguidores en Twitter e Instagram? Para poder medirlo como un indicador clave de rendimiento, se debe establecer un número meta o un porcentaje de aumento.

El aumento de seguidores también es un gran indicador para medir el éxito de una campaña en particular. ¿Cuánto esperas que tus seguidores aumenten al final de la campaña? Nuevamente se establece este indicador como un porcentaje de aumento.

Aumento de seguidores o clics por cada plataforma

Es exactamente lo mismo que el anterior pero desglosado para cada red social. Dependiendo de la actividad y objetivos de la marca para cada red social, se pueden obtener indicadores de rendimiento para cada plataforma. También es útil para medir el número de clics en el sitio principal desde cada red social de forma individual.

Acciones sociales

Si tienes una gran cantidad de seguidores pero son inactivos, necesitas aumentar la interacción en tus redes sociales. Para lograrlo debemos evaluar los intereses de nuestra audiencia y sus características demográficas para crear contenidos que los atraigan, que inciten a la conversación, que los motive a participar, hablar y compartir.

Un aumento en las acciones en las redes sociales puede tener un impacto enorme en la reputación online de una marca. Un KPI en este caso podría ser el número de recomendaciones, compartir y otras acciones sociales que se logren con una campaña específica o contenido, o el número de acciones que deberían alcanzarse en un período de tiempo. También los comentarios positivos en tu blog, redes sociales o sitios externos es una manera de medir lo que ha alcanzado la marca.

Volumen de publicaciones

Lograr el equilibrio en el volumen de publicaciones sin excedernos puede ser difícil. Para esto se debe crear un calendario editorial y medir el volumen de publicaciones respecto a la interacción para identificar las tendencias, y saber cuándo es demasiado o cuándo es poco.

Hacer un seguimiento de los días y horarios de nuestras publicaciones ayudará a ver cuál ha sido la respuesta de la audiencia en cada ocasión, de esta forma podremos modificar el volumen y replantear la estrategia para aumentar la probabilidad de éxito de las publicaciones.

Promedio de interacción por publicación

Un buen indicador de marketing es 25 interacciones por cada post en redes sociales, o un aumento de 5% en las interacciones en general. Estos incrementos se traducen en más alcance y más engagement.

Tasa de amplificación

La amplificación se refiere a la velocidad en que tus seguidores comparten tu contenido en sus redes sociales. Mientras mayor es la tasa de amplificación, más valioso es tu contenido. Esta tasa se calcula dividendo el número de interacciones entre el número de publicaciones.

Páginas vistas

¿Cuántas veces es visitado tu sitio después de haber sido compartido? Este es un verdadero indicador de éxito de tus plataformas sociales. Un KPI podría ser un número meta o un porcentaje de aumento de visitas.

Visitas únicas

La cantidad de nuevas visitas a tu sitio significa que has despertado un nuevo interés y conciencia de marca, y que están funcionando las estrategias de SEO. Este KPI también se puede establecer en un porcentaje de visitas únicas en un determinado periodo de tiempo.

Suscripciones

La suscripción es una de las acciones sociales más importantes. No sólo has logrado que personas visiten tu sitio, sino que están participando. Las suscripciones como un indicador de rendimiento ayudarán a identificar qué tan calificado es el tráfico que hemos generado.

Permanencia en el sitio

Si tu página carga rápido, es navegable y tu contenido es interesante, más tiempo permanecen los usuarios en él. Mientras más permanece un cliente potencial en un sitio, es más probable que finalmente se convierta en cliente.

Tasa de rebote

Es una métrica en redes sociales que mide cuántos usuarios visitan tu sitio y lo abandonan después de ver sólo una página. Este indicador aumenta cuando una persona ingresa al sitio y no hace ningún clic, no importa cuánto tiempo permanezca en el sitio, la tasa de rebote será la misma si entra y sale por la misma página.

Una tasa de rebote “normal” en un sitio web es del 40-50%. Mientras menor sea este porcentaje, entendemos que nuestros usuarios están navegando por el sitio buscando más contenido, por lo que sabemos que están interesados.

Ranking de palabras clave

Un indicador de éxito de las estrategias de SEO y desarrollo de contenidos es un aumento de posición en el ranking de Google. La creación de contenido de valor y un buen trabajo de optimización en los motores de búsqueda mejoran el posicionamiento de tu empresa.

Fuentes orgánicas

El aumento de visitas a través de fuentes orgánicas demuestra un buen trabajo de SEO. Esto permitirá reducir la dependencia de los anuncios pagados para generar tráfico.

Visualizaciones

Un KPI de visualizaciones medirá cada vez que tu sitio se carga en un navegador, incluyendo las visitas repetidas. Este indicador mide la facilidad de tu sitio para navegar y cómo tu audiencia se mantiene. Un aumento de visualizaciones sería un buen indicador clave de rendimiento.

Tasa de conversión

Una conversión es una acción que realiza el usuario en o desde tu web. Este es uno de los principales indicadores de marketing digital y un KPI valiosísimo para tu empresa si quieres conseguir convertir leads en clientes. Este indicador mide esos clientes potenciales que hemos logrado atraer y que se han traducido en ventas.

Medir la tasa de conversión es medir el número de visitantes que realizaron una determinada acción, bien sea una descarga, una solicitud de contacto, suscripción al newsletter, completar una compra online, llenar un formulario de contacto, etc. La tasa de conversión podemos calcularla dividiendo el número total de conversiones entre el número de visitas totales.

Establecer un objetivo para la tasa de conversión puede indicarse en un porcentaje que se desee alcanzar, por ejemplo 5%.

Retorno de inversión (ROI)

El retorno de inversión es la rentabilidad generada a través cualquier estrategia de marketing. El ROI puede ser más difícil de medir en las estrategias de marketing online, ya que debemos contemplar todos los gastos que se producen en una conversión, pero sin duda es uno de los indicadores de marketing digital más importantes. Éste permite obtener un porcentaje de los beneficios obtenidos de una campaña en relación a la inversión realizada.

La fórmula del ROI es:

ROI= (beneficio -inversión) / inversión. 

Es decir, al beneficio que hemos obtenido de una inversión o que deseamos obtener le restamos el costo de la inversión realizada. Y el resultado lo dividimos entre el costo de la inversión para obtener el retorno de inversión.

Volumen de leads

El volumen de leads no es más que la cantidad de clientes potenciales que llegan a través de tu sitio. Con estos datos podremos ver lo que es efectivo para nuestro público en cuanto a las acciones de marketing, y esta información será útil para futuras decisiones estratégicas.

Costo por clic (CPC)

Es el costo de cada clic que genera un anuncio de pago y se mide dividiendo el costo total del anuncio entre el número total de clics en el mismo. Mientras más clics, más bajo es el costo, que es el resultado que debemos tratar de lograr en nuestras campañas.

Tasa de clics o ratio de clics

La tasa de clics es uno de los KPI online más importantes para medir una campaña pagada. Ésta mide con qué frecuencia las personas que ven tu anuncio hacen clic en él.

La CTR (por sus siglas en inglés) se calcula dividiendo el número de clics entre las impresiones totales del anuncio. Por ejemplo, si un anuncio obtuvo 5 clics y 1000 impresiones, el CTR sería del 0,5%.

Tasa de apertura de correos electrónicos

Este indicador es una gran manera de controlar el éxito del contenido y el asunto de los mensajes de correo electrónico a través de campañas de email marketing. Un KPI en una tasa de apertura de correo electrónico sería un porcentaje de los correos que han sido abiertos o un aumento (también en porcentaje) con respecto a la última campaña de email marketing.

Tasa de baja

La tasa de baja nos da una idea de lo que no está funcionando en nuestras estrategias online en términos de contenido y atracción. Un KPI que implica una tasa de cancelación de suscripción, por supuesto debe reflejar una disminución en las bajas.

¿Qué logras fijando indicadores clave de rendimiento?

  • Monitorear los resultados y comprobar que se estén cumpliendo los objetivos planteados.
  • Saber qué estás haciendo bien y asegurarte de seguirlo haciendo.
  • Saber qué se puede mejorar y cómo hacerlo.
  • Encontrar lo que no está funcionando y replantear la estrategia.
  • Tomar mejores decisiones estratégicas futuras.

No es necesario utilizar todos estos KPI´S, como mencionamos al principio dependerá de los objetivos de la marca y por eso se deben usar sólo los que son clave para tus estrategias. Tratar de establecerlos todos puede hacernos perder el sentido y dirección.

Una de las partes más importantes de la medición de nuestras estrategias de marketing digital es establecer los objetivos de las acciones que queremos implementar en línea, para ellos debemos hacernos preguntas claves: ¿qué quiero lograr?, ¿qué deseo alcanzar con esta campaña? Así, con los KPI’S podremos identificar si hemos cumplido los objetivos propuestos inicialmente.

Lee también Principios básicos de Marketing Digital