Para crear un buen nombre de marca, servicio o producto hoy en día, se deben tomar en cuenta muchas variables en el proceso creativo, pero lo primero es estar inspirado y estar completamente consciente de que crear un buen nombre requiere sentarse a pensar con paciencia, dedicación y estrategia hasta encontrar el adecuado.

La era digital ha hecho que los nombres de marca se hagan cada día más difíciles de crear, porque no se trata sólo de inventar algo bueno sino de visualizar su disponibilidad y posicionamiento en todas las herramientas web como la página principal, la cuenta de Twitter, Facebook, Instagram, entre otros, entonces ¿quieres saber cómo crear un buen nombre de marca?

Primero que nada evita trabajar pensando en que todavía estamos en décadas anteriores, donde no existía el mundo digital o simplemente era visto como algo secundario, ¡ya vamos para 2020! y cualquier público al que quieras llegar puede considerarse “geek”, porque sus smartphones, computadores, tablets o dispositivos electrónicos son primordiales en sus vidas. Las personas olvidan la billetera y se preocupan, pero olvidan su smartphone y puede ser el fin del mundo para ellas; por lo tanto lo digital es primordial y obligatorio a la hora de crear un nombre de marca.

Así que de nada sirve si logras crear un nombre genial como “Pepsi” si, por ejemplo, el usuario de Twitter va a ser @pepsi_bebida, su dirección de Facebook se va a convertir en: /Pepsi-Lamejorbebiday cada herramienta digital de la marca tiene un nombre distinto. Si algo sigue siendo verdad es la ley de marketing que establece que los nombres deben ser cortos y pegajosos. Cuando desarrolles un nombre de marca debes pensar que cada red social o sitio web son también un nombre de marca y debes tratarlos como tal: corto y simple, por lo que no funciona que tu sitio web sea www.pepsi.labebidarefrescante-oficial.com.  Ya está comprobado por décadas que las personas recuerdan nombres cortos y no cosas complicadas.

La disponibilidad del nombre en las herramientas digitales es la primera variable que debes cuidar para crear un buen nombre de marca. Piensa ¿ese nombre que hice está disponible de forma limpia y sin palabras adicionales en toda la web? Créanme que si no está en la web, no está registrado en ningún papel. Así que olvídate de que sigues en los 80, los 90 o los 2000, tu nombre de marca debe pasar primero LA VARIABLE DIGITAL.  Digamos que las leyes de marketing respecto a la creación de un nombre siguen siendo las mismas, pero debes añadirle un “upgrade” a esas reglas para que puedan ser compatibles con la década del 2010-2020.

Con todo esto dicho, podemos establecer una primera regla: La disponibilidad del nombre en toda la web. Su disponibilidad debe ser limpia, corta y preferiblemente completamente igual al nombre original de la marca, sin “underscores”, guiones, puntos o adjetivos adicionales apresurados simplemente por la desesperación de abrir las cuentas digitales rápidamente.

Sí, al saber esto es fácil decir “entonces ya todo está reservado”, pero si estás realmente inspirado debes quitarte ese obstáculo y como buen publicista convertir la debilidad en una fortaleza diciendo: “No todo está reservado, sólo lo fácil está reservado”. Esa delgada línea es la que divide a un publicista de alguien que simplemente inventó un nombre.

Hay muchos métodos para crear una marca, los cuales iremos informando en nuestro blog, pero por ahora queremos regalarte un método fácil de crear nombres con una alta probabilidad de disponibilidad: los anagramas.

Un anagrama, para verlo más divertido, consiste en “jugar con las palabras” hasta crear una nueva, de forma que tu idea de marca o producto conserve su esencia, pero dándole al mundo un nombre pionero. La publicidad no se trata de decir que si tu producto es cerveza, entonces debe llamarse “Cerveza” o “La Cerveza” porque seguramente internet te va a decir que no.  A esto debes sumarle la Ley del Nombre Común, que establece que ninguna de las marcas de internet que decidan tomar el rubro del producto como nombre será exitosa. Piensa por un instante: ¿Quién fue el exitoso en ventas de productos en internet? ¿Products.com o Amazon.com? ¿Productsonline.com o Ebay.com?

Si bien esos ejemplos no están dentro del método de los anagramas sino del conceptual, de igual forma sirven para poner en tu mente una regla: nada de cosas obvias, ni mucho menos algo que tenga que ver con el rubro del producto. Si fuese así, CocaCola debió llamarse “Bebida de Cola 1” y Pepsi “Bebida de Cola 2”.

Crear un nombre de marca mediante los anagramas consiste en tomar las palabras claves que conforman tu marca, jugar con ellas, mover las letras, combinarlas y hasta voltearlas hasta crear algo nuevo y disponible.

Cuando nosotros quisimos crear el nombre de nuestra agencia “Adglick” decidimos usar el método de los anagramas porque queríamos combinar las tres cosas que nos identifican en una sola palabra: Advertising (publicidad), Geeks (smartphones, Internet, tablets, mundo geek en general) y el famoso sonido que cambió al mundo: “Click” (el mouse).  Como los nombres exigen ser cortos y originales no podíamos llamarnos “Advertising Geeks with Clicks” y mucho menos www.advertisinggeekswithclicks.com,  (imagínate el nombre de usuario de Twitter).

Advertising, geeks and click son palabras imposibles de encontrar disponibles en la web o en registros tradicionales, por lo tanto decidimos comenzar a jugar con ellas, combinándolas, destruyéndolas, anotando las mil y un combinaciones que pueden ofrecer hasta llegar al anagrama final: Adglick.

Ad: Advertising  G-: Geeks  -Lick: Click y la terminación “Glick” rima con “Geek” y “Click”. Cuando lo hicimos dijimos ¡Eureka! pero al mismo tiempo volvimos a la seriedad porque sabíamos que debía pasar la prueba de fuego: INTERNET.

No se imaginan la felicidad al encontrar que la palabra, no sólo estaba disponible en casi todas las redes sociales, sino que además nuestra web se llamaría Adglick.com y no adglickagenciadepublicidadigital.com.

Entre otros de los ejemplos, uno de nuestros más recientes clientes quiere crear un producto digital de “cultura general rápida y fácil de entender” porque considera que las personas están tan bombardeadas de información en la web que su tiempo para el aprendizaje universal y básico se ha vuelto prácticamente inexistente. Mediante el método de anagramas para crear un buen nombre de marca le ofrecimos el nombre “Simkly”; es la combinación de Simple, Knowledge (conocimiento) y Quickly (rápidamente). Sim: SimpleK: Knowledge y por último -imkly: la rima con “Quickly”.  Tanto la página web como sus redes sociales conservan su nombre original.

¿Qué lo hace pegajoso? Pues un secreto es lo “corto y simple”, un truco que viene desde “Apple”. Muchos incluso creen que “Apple” fue la primera computadora, pues resulta que hubo muchos ordenadores antes, pero sus nombres eran tan complicados que quien se posicionó primero en la mente de las personas fue aquella marca que era fácil y rápida de recordar. Federal Express cambió su nombre a “Fedex” y DHL Worlwide Express simplemente prefirió usar “DHL”, sólo por citar algunos ejemplos.

En conclusión, junta las 3 ó 2 palabras claves (trata de que no sean más de 3) de tu marca, producto, servicio o idea, juega con sus palabras y trata de crear un nombre nuevo, algo que no exista, voltea las letras, cruza las líneas, juega libremente con ellas y con seguridad encontrarás una idea perfecta, ciertamente extraña -pero llamativa- y que será mucho más fácil de posicionar.

Recuerda que el método del anagrama es sólo una de las tantas formas para crear un nombre de marca. Si te mantienes atento a nuestro blog podrás ir conociendo muchos otros métodos en el proceso creativo de nombre de marcas, productos o servicios.

Por último, hagas lo que hagas hazlo con pasión, como si estuvieras haciendo tu última obra maestra, y cree fielmente en tus ideas porque cada publicista es un mundo nuevo, lo repetimos mil veces: ¡Confía en tus ideas!